viernes, 2 de noviembre de 2018

SOBRE COSAS QUE ME HAN PASADO (José Luis Torres Leiva) LOS SUEÑOS DEL CASTILLO (René Ballesteros, 2018)


CINE CHILENO. SOBRE COSAS QUE ME HAN PASADO (Jose Luis Torres Leiva, 2018)

Basado en un relato de Marcelo Matthey, el cortometraje del director chileno capta la esencia narrativa de la palabra sin que la imagen suponga una redundancia innecesaria que recalque aquello que se nos cuenta. El personaje de la narración piensa en voz alta, o quizás oimos su voz interior, contando todo aquello a lo que dedica su tiempo mientras pasa unos días, un fín de semana, en una casa de la playa, viaje incluído; desde que la tarde anterior contempla la salida del instituto de los escolares hasta que, finalizado el plazo, cierra la casa y vuelve a Santiago. Entre una y otra escena, Torres Leiva cuenta muchas cosas de las que van accediendo a la mente de este hombre solitario, pero el sabor final es que, por mucho que se empeñe en relatar pormenorizadamente las actividades de esos días, de sus paseos, de sus contemplaciones, de sus reflexiones, el balance es nulo, nada digno de recordar con el paso del tiempo, nada que modifique su forma de ser o de pensar. El observador reflexivo dedica el tiempo a justificar su existencia, a intentar sorprenderse, a jugar a que todo lo que ve es nuevo y ocurre por primera vez. La realidad es que ya nada puede emocionar, ya nada sorprende, ya nada ilusiona cuando se ha alcanzado la edad en la que pocas cosas pueden cambiar el curso de la vida, salvo la enfermedad, la soledad o la muerte. Torres Leiva apenas filma el movimiento, sus planos generalmente fijos, tanto interiores como exteriores, simbolizan ese estancamiento del protagonista, obligado a imaginar para que, entre actividad rutinaria y actividad profesional, el vacío no se adueñe de la existencia. En ese empeño de filmar la rutina, nada falta ni nada sobra en el cortometraje, que nos deja ese regusto amargo de desesperación de quien intenta emocionarse con la vida diaria, y sólo consigue rememorar viejos recuerdos de felicidad de la infancia porque el presente, y el futuro, se antojan mecánicos y superfluos.


SOBRE COSAS QUE ME HAN PASADO. Chile. 2018. Dirección: José Luis Torres Leiva.Guión: José Luis Torres Leiva. Intérprete: Claudio Riveros. Basada en la crónica de Marcelo Matthey. Dirección de fotografía: Cristián Soto, Productora: Globo Rojo. Producción: Catalina Vergara. 14 minutos.


LOS SUEÑOS DEL CASTILLO (René Ballesteros, 2018)

La principal virtud del documental ganador del festival de cine de Valdivia en su sección de producciones chilenas es que, a lo largo de sus poco más de 70 minutos, cambia constantemente de perfil sin que se resienta el conjunto. Lo que aparenta ser una cosa muy vista al principio, va tornándose en otra muy diferente según van sucediéndose las imágenes. Así, partiendo de lo que podría tratarse de un mero recorrido por la vida diaria de un grupo de jóvenes recluídos en un centro de menores, llegamos a lo que parece un retrato de cierta enfermedad mental que es común a todos ellos en forma de imposibilidad de dormir, de pesadillas que les persiguen, de sueños que se han hecho o se hacen realidad, para, mediante una puesta en escena muy notable, ir introduciendo un elemento sobrenatural en la narración que une la realidad de ese centro de menores con el pasado mapuche del país y, colateralmente, con el pasado más reciente de Chile, cuando ese centro fue un campo de detención de víctimas de la dictadura.

Las pesadillas, apariciones, sucesos inexplicables que ocurren entre las paredes del penal «El castillo» no tienen justificación, pero las imágenes de Ballesteros ayudan a la creación de una atmósfera sobrenatural en lo que no deja de ser un documental. Imágenes nocturnas, la niebla que envuelve al ganado que pasta con libertad en las inmediaciones del centro, la luz artificial que se cuela entre los barrotes de las celdas e ilumina parcialmente el mobiliario o los rostros de los muchachos que, poco a poco, van abandonando el centro de la historia para convertirse en una especie de víctimas fuera de campo, de un «castillo» que se hunde cada año un poco más al haber sido consttruido sobre un antiguo cementerio de los «machis», un terreno en el que también se encontraron fosas comunes de muertos procedentes del anterior penal de la dictadura. El director juega con el espectador dosificando la información, modificando la imagen para ir consguiendo que esos pasillos, esas rejas interiores del edificio, los testimonios de los propios educadores y las narraciones violentas de los chicos recordando qué les llevó a estar encerrados, empiecen a formar parte de un plan diabólico que se adueña de las personas que no saben protegerse del mal en un terreno donde sólo la cultura indígena sabe poner coto al despliegue del diablo, incluso la historia de amor adolescente que se nos cuenta participa de esa relación con lo extrasensorial.

Por eso la película funciona no sólo como relato de una crónica adolescente en situación de estancamiento, donde los muchachos cuentan, sin adulteraciones, tanto lo que pasó como lo que les quita el sueño, sino también como un acercamiento a las culturas indígenas del país, expulsadas por los «chilenos» y sin respetar sus espacios ni sus tradiciones, enterramientos incluídos, y, así mismo, como una especie de venganza; ese sincretismo religioso y animista termina volviéndose contra los ocupantes del terreno, quedando sólo éste, y sus animales, como verdaderos representantes de un mundo que ya no existe y que la cámara mima y embellece cuando de filmar lo que rodea «El castillo» se trata, pero para el que no se duda de ofrecer imágenes de videocámaras, imágenes de baja calidad, con interferencias y música de película de terror cuando nos adentramos en su interior. Un documental de varias capas que todas ellas funcionan perfectamente como un conjunto.

LOS SUEÑOS DEL CASTILLO. Chile. 2018. Director: René Ballesteros. Productor: Johanne Schatz. Fotografía: David Belmar. Edición: Johanne Schatz. Guión: René Ballesteros, Johanne Schatz. Música: Alexandre del Torchio. Duración: 70 minutos

TRAILER

No hay comentarios:

Publicar un comentario