martes, 17 de octubre de 2017

OUT THERE (Takehiro Ito, 2016)

OUT THERE (Takehiro Ito, 2016)


Ser o estar, pertenecer o extrañar, quedarse o partir, sentir o silenciarse, el primer largometraje del director japonés Takehiro Ito fluye entre lo innacesible y lo melancólico del mismo modo que mezclamos Tokyo y Taipei trazando los límites de un mapa físico y geográfico que se interpone e interactúa con el mapa personal del joven Ma, actor en ciernes, sometido a un casting y entrevista por el director de una película que no termina de culminar, cuya historia es reescrita una y otra vez sin que los productores terminen de verla. Ma es interrogado y se interroga, Ma es sujeto y objeto de la narración, piensa y expresa en pantalla sus sensaciones de extrañamiento y escruta en el pasado de sus padres para conocer, igualmente, las sensaciones de estos cuando Taiwán se forma, se construye, se separa de la China continental sin terminar de desgajarse completamente, cuando EEUU se convierte para Taiwán en rescate y tierra de oportunidades, una cultura milenaria que se transforma para diferenciarse adoptando los cánones de quien acoge su independencia, tradición y novedad, lo propio y lo adoptado, lo que une y lo que separa, individuo, familia y estado en busca de una identidad por descubrir y aceptar.


Personaje a la deriva, Ma, pese a su juventud, busca la imagen de la mujer amada que aparece y desaparece, al tiempo mantiene una relación de amistad con una joven que no termina de convencerse del verdadero interés de Ma por ella, mujeres enigmáticas, fantasmas de un pasado no muy lejano de Ma o que habitan espacios que fueron abandonados por quienes han perdido la memoria se materializan en la pantalla sin llegar a ser aprehensibles, y cuando se hacen visibles, la cámara de Ma es incapaz de fijar su imagen, pequeños vampiros que rechazan su propio reflejo, creaciones simbólicas e idealizadas de quien no termina de saber dónde empieza y dónde termina su propia búsqueda porque ésta, la búsqueda de Ma, se fragmenta, se bifurca, se desparrama en múltiples caminos que nos hablan de si mismo, de su familia, de sus amores, de sus fotografías, de su interés en ser actor, de su país al que siente y, al mismo tiempo, no reconoce o no incorpora como espacio exclusivo y excluyente. Mi patria soy yo y donde yo esté pero también es el espacio en el que me han formado, no me siento de Taiwán pero no puedo dejar de sentirme parte de una cultura sin la que me siento extraño, ausente, sin conexión. 



Ito utiliza multitud de herramientas narrativas y metalingüísticas, múltiples formatos visuales, color y blanco y negro, fotografía, escenarios cerrados y , a continuación, el espacio abierto de las calles de ambas ciudades recorridas al ritmo vertiginoso de los patines que forman parte de la identidad de Ma. El mar como una frontera inabarcable que marca los límites de la capacidad humana para evadirse, el cine como instrumento de composición cultural y psicológica que choca con la realidad de un mundo que ha dado la espalda a las salas y en el que los creadores se sienten atenazados por la dictadura del rendimiento económico. Una vieja sala de cine, abandonada y ruinosa, como esa casa que barruntamos espacio de una historia familiar ya superada, une a Ma con otro pasado, con el pasado de una mujer espectral que se resiste a abandonar este mundo pero a la que nadie ve, conectando ese vagar indefinido con la proyección del propio joven buscando esa imagen femenina anclada en su memoria subconsciente. "OUT THERE" es una película sobre el individuo, sobre el amor, sobre la ausencia, sobre el pasado, sobre la familia. Es una película existencialista con muchas carreteras secundarias no siempre bien conectadas, pero funciona por segmentos con la misma eficacia que una persona siente que su pensamiento no está siempre enfocado ni es diáfano, es una película-río donde la ficción y la realidad se confunden en ese territorio difícil de perfilar entre el documental y lo que no lo es. El ritmo y el punteado musical recuerda al cine de Edward Yang, al Hou Hsiao Hsien de Café Lumiére, incluso a la morosidad esteticista de múltiples cineastas asiáticos tamizada por la idea del fantasma de Weerashetakul. Hay que dejarse atrapar por esa corriente telúrica que está agarrando a los personajes por sus sentimientos, incluso por los no expresados, para desear que continúe ese largo travelling lateral de Ma recorriendo Tokyo-Taipei sobre unos patines en blanco y negro, imagen del desconcierto y de la ausencia de rumbo definido que convence. Director a seguir. 


OUT THERE. Japón , Taiwán. 2016. Dirección, producción y montaje: Ito Takehiro. Guion: Ito Takehiro, Ma Chun Chih. Fotografía: Sasaki Yasuyuki. Sonido: Fujiguchi Ryota. Música: Alexandra Barkovskaya. Intérpretes: Ma Chun Chih, Kobayashi Haruo, Kitaura Ayu, Hattori Ryuzaburo, Seto Natsumi . Duración: 142 minutos.

TRAILER


No hay comentarios:

Publicar un comentario